Kakutei Shinkoku – Declaración de impuestos sobre la renta de Japón

ESCRITO POR

¿Alguna vez se preguntó cómo declarar o reembolsar el impuesto sobre la renta de Japón? En este artículo explicaremos cómo se hacen los impuestos sobre la renta para los residentes de Japón. En Japón la declaración del impuesto sobre la renta se llama Kakutei Shinkoku [確定申告].

En Japón, el período de declaración del impuesto sobre la renta generalmente se extiende hasta mediados de marzo. Para quienes trabajan en empresas que lo hacen ajuste de fin de año, no es necesario declarar el impuesto sobre la renta a menos que desee agregar información.

¿Dónde hacer la declaración? Los ayuntamientos ofrecen información sobre lugares o estaciones de servicio temporales, con el apoyo de los empleados en su idioma. Si sabe japonés, es posible hacer una declaración en línea a través de E-tax.

¿Quién debe declarar el impuesto sobre la renta en Japón?

Debe declarar el impuesto sobre la renta kakutei shinkoku todos aquellos que caen en alguna de las situaciones siguientes:

  • Asalariados que reciben un ingreso superior 20.000.000 yenes;
  • Asalariados que no realizaron ajustes de fin de año;
  • Autónomos (declaración de ingresos y gastos);
  • Quién quiere cambiar valores (más de una fuente de ingresos);
  • Quién quiere hacer cambios en el contenido de las deducciones (dependiente);
  • Personas inscritas en el Seguro Nacional de Salud (Kokumin Kenko Hoken);
  • Si aumentaba el número de dependientes;
  • Si gasta más de 100.000 yenes en gastos médicos;
  • Si envía dinero a familiares en el extranjero que no tienen ingresos;

Es decir, aquellos que reciben salarios de más de dos empresas, deben declarar kakutei shinkoku. Algunos que participan en trabajos a tiempo parcial (arubaita) también califican para recibir más de una fuente de ingresos.

Si la persona deja de trabajar a mediados del año anterior y cambia de empresa, también debe declarar. Aquellos que hayan gastado gastos médicos de hasta 100,000 yenes por familia no están obligados a declarar esta cantidad.

Kakutei shinkoku - declaración de impuestos sobre la renta de Japón

No siempre las personas con dependientes, o que hayan realizado préstamos o financiación de inmuebles necesitan declarar el impuesto sobre la renta. Recordando que un dependiente no debe recibir más de 380 mil yenes por año.

Es posible enviar dinero al exterior y colocar al destinatario como dependiente, pero esto requiere la documentación del dependiente. Lo mejor es consultar en la prefectura con todos los detalles sobre la declaración de impuestos sobre la renta de Japón, que puede cambiar anualmente.

Gensen Tyoushuu - Impuesto retenido en origen y ajuste de fin de año

Los contribuyentes que trabajan en empresas suelen tener su impuesto sobre la renta deducido de su salario, mensualmente. Se llama "Gensen Choshu" (colección en origen). Esto es bueno, porque elimina la necesidad de declaraciones anuales.

Al final del año, el proceso llamado "Nenmatsu Chosei" (ajuste fiscal de fin de año), calculando la diferencia entre el monto total del impuesto retenido en la fuente y el monto anual del impuesto, que se calcula sobre el valor del salario de 1 año.

Este ajuste se calcula y el empleador pasa todos los detalles e información al empleado en los meses de diciembre y enero, con el fin de ajustar correctamente la cantidad sobrante o faltante. Conserve toda la información que reciba.

Quienes tengan dependientes, pueden incluirlos en la recaudación de la fuente, eliminando la necesidad de tener que actualizar el IRPF anual. Recordar que la falta de dependientes puede encarecer el impuesto.

¿Qué necesitas para declarar a Kakutei Shinkoku?

Antes de presentar el impuesto sobre la renta de Kakutei Shinkoku, debe asegurarse de tener los siguientes documentos:

  1. Gensen choshuhyo - Proporcionado por la empresa contratante;
  2. Registro de extranjeros (Tarjeta Zairyu) o pasaporte;
  3. Actas de matrimonio y nacimiento (para dependientes);
  4. Libreta bancaria (para crédito de devoluciones, si corresponde);
  5. Sello personal (inkan);
  6. Comprobante de remesas al exterior (si hay)
  7. Todos los recibos de gastos médicos del año (si corresponde);
  8. Documentos dependientes;
  9. Documentos fiscales del seguro médico nacional
  10. Documentos de jubilación o seguro privado;

Ahora solo dirígete al lugar indicado y presenta todos los documentos y sigue los pasos junto con el soporte para hacer tu declaración. De lo contrario, puede dejar todo en manos de un contador.

Espero que hayas disfrutado estos consejos. Si te gustó el artículo, compártelo y deja tus comentarios.

Compartilhe com seus Amigos!