Cómo conseguir un hogar más espiritual con la guía de Feng Shui

[ANUNCIOS] Anuncio

Según el Feng Shui, un hogar espiritual surge de la creación de un entorno que sigue los dictados de la antigua tradición china y sus reglas, a través del cual es posible reequilibrar las energías de la casa para infundir positividad en el espíritu y la mente de quienes viven allí. . Estos son sus consejos y prácticas para un hogar positivo, armonioso y relajante.

Hogar espiritual: por dónde empezar

Es fundamental que el entorno en el que vivimos transmita serenidad y positividad. Para hacer de la casa un templo doméstico, es útil encontrar los signos, los símbolos mismos, en los rituales cotidianos que pueden transformar pequeños o grandes elementos en sujetos capaces de acoger nuestras intenciones, capaces de llevarnos a la autorrealización. Cualquier cosa a la que nos sintamos apegados puede ser útil en este proceso, siempre que le demos un significado preciso.

Una de las primeras cosas en las que hay que pensar para traer sacralidad y energía positiva al hogar es cómo dejar que la luz natural llene el espacio. El lenguaje de la luz es el portador de la armonía universal, el revelador de la energía vital y la inspiración para el futuro. El camino que lleva de la luz a la oscuridad también es importante porque es el camino que nos llevará de la realidad al sueño, de la tierra al cielo.

Uno de los primeros pasos de la filosofía Feng Shui es la reconexión del hombre consigo mismo y con la naturaleza. La disposición y orientación de los objetos son fundamentales para la organización de las habitaciones, así como la forma y el color de los muebles y objetos que estén en armonía con los 5 elementos. El espacio, para que haya armonía entre el hombre y la naturaleza, debe estar compuesto por elementos naturales como madera, cáñamo, arcilla, paja, corcho, pigmentos naturales.

También existen elementos y objetos cotidianos, que son de gran ayuda para adentrarse en diferentes prácticas espirituales, entre ellos podemos encontrar velas, que hacen que nuestra mirada se conecte con la energía vibrante del fuego; el incienso, cuyo aroma nos embriaga estimulando nuestros sentidos; cristales, que restauran las energías del cuerpo y la mente e instrumentos musicales, su sonido activa nuestra vitalidad. Para aquellos que quieren redescubrir la belleza, el silencio y el crecimiento interior, la atención a la naturaleza y las plantas es una necesidad. No solo nos aportan oxígeno, sino que también nos hacen vivir en verde, que es el color de la renovación y la regeneración. Excelente para restablecer el equilibrio físico y mental, no es casualidad que se utilice a menudo en lugares dedicados a la salud.

Jardín zen japonés con piedras yin y yang y armonía en texto

Los colores

Estas son las nociones a tener en cuenta cuando se habla de Feng Shui y colores: En primer lugar, el negro representa el agua profunda y el vacío universal, aporta profundidad y fuerza a una habitación. El azul, sea cual sea la estancia en la que se utilice, transmite una sensación de concentración y serenidad. El blanco indica pureza e inocencia. El blanco es también el color que contiene todos los demás colores, por lo que a todos nos fascina el espacio en blanco puro. El rosa, como el rojo, a menudo se asocia con el amor y tiene propiedades calmantes, siempre que no sea demasiado brillante. El naranja y el amarillo representan la luz, que significa poder y fomenta la salud.+

Espacio

También según los principios del Feng Shui, para que una casa esté bien construida, debe ser cuadrada o rectangular, sin esquinas ni partes faltantes. Según la ciencia médica del Ayurveda, cuando los cinco elementos primordiales del cuerpo, tierra, aire, fuego, agua y espacio, están en equilibrio, una persona se encuentra en un estado saludable. Por lo tanto, los cinco elementos también deben estar presentes para tener un hogar saludable.

Cada dirección tiene una relación con un aspecto de la vida. El norte es el área de la carrera y el bienestar financiero. Es la parte de la casa donde pasas la mayor parte del tiempo. En este sentido, es el elemento agua el que trae vibraciones positivas, por lo que colocar un acuario o una fuente en este rincón sin duda traerá buena energía.

  • El sur es el área de la llama y está influenciado positivamente por el elemento fuego. Es importante que esta zona de la casa esté bien iluminada para concentrar toda la energía positiva y fomentar las actividades, especialmente el trabajo. Para aumentar la energía, se recomienda colocar una lámpara muy brillante o muchas velas.
  • El lado este de la casa está relacionado con la salud y refleja la armonía y el bienestar tuyo o de tu familia. Es un rincón muy importante y para obtener los mayores beneficios se recomienda colocar plantas, símbolo de vitalidad.
  • La esquina oeste de la casa tiene que ver con la creatividad y el lago es el elemento natural. Para aumentar la energía positiva y aumentar la creatividad, es útil colocar piedras y cristales en esta parte de la casa.
  • La esquina noreste es la parte de la casa relacionada con el conocimiento y el elemento de referencia es la tierra. Este rincón es imprescindible en casa de un estudiante o de alguien a quien le guste leer e informarse.
  • La parte noroeste es la parte que tiene que ver con la amistad. El elemento que puede influir en este rincón de la casa es el metal. Es posible activar el elemento metálico, por ejemplo, colgando una barra de latón o una pequeña campana en esta esquina, lo que trae buena suerte.
  • La esquina sureste de la casa puede influir positivamente en todo lo que tenga que ver con la riqueza. El portador de energía es el viento, que según los principios del Feng Shui tiene la capacidad de traer nuevas y buenas noticias. El pináculo de la buena fortuna se alcanza si se coloca una ventana en este rincón.
  • El suroeste es el rincón del amor y el matrimonio. Para fortalecer este canto para que infunda energía, es necesario llenarlo de vibraciones positivas que solo el fuego y la luz pueden ofrecer. También será muy positivo colocar allí todos los símbolos del amor.
  • El centro de la casa, o de una habitación, también tiene sus propias características, y a la hora de disponer el mobiliario o la distribución interior de las habitaciones de una casa, se debe dejar lo más vacío posible. El centro es como el pivote de una rueda y para que se mueva y produzca energía no debe estar bloqueado ni obstruido.

Comparte este artículo:

Avatar de chatbot con IA